JJOO Rio 16

img_13845

Esta noche se ha cerrado el ciclo olímpico de Río, o la Olimpiada  y dieron comienzo  los Juegos Olímpicos de Río. Los JJOO entran en mi top5 de Eventos deportivos junto al Tour de Francia, la parís Roubeaix , el Tour De Flandes o las World Series de Triatlón.

Reconozco que me emociona, como cada 4 años su celebración. Guardo grandes recuerdos de todos los JJOO desde los Angeles 84: La plata del equipo español de Baloncesto ante la todo poderosa selección de USA;

En Seul88 la carrera ciencia ficción de Ben Jhonson en los 100 mts.. que luego descubriríamos el porqué de su ciencia ficción, el oro de Doreste en vela o la plata de Emilio Sánchez  Vicario y Sergio Casal en tenis.

Barcelona 92, los juegos de Cobi, la gran revolución del deporte Español. Guardo con enorme cariño el recuerdo del Oro de Jose Manuel Moreno en el Km, en el velódromo.  El oro en el 1500 de Fermín Cacho.

Atlanta 96, aquí lo tengo más claro aún con el Oro de Indurain y la plata de Olano en la primera participación de ciclistas profesionales en los juegos Olímpicos.

En Sidney 2000 destaco la irrupción de Ian Thorpe y el oro de nuestro incombustible Joan Llaneras y el quinto puesto en triatlón de Iván Raña

En Atenas 2004, son muchos recuerdos como el doblete de hichan Elgerrouj en 1500 y 5000, las 8 medallas de Michael Phelps, el oro de Paolo Bettini o la plata del ciclista del país vecino Sergio Paulinho. Y como no, la plata del pistolero José Antonio Hermida, Biker querido y admirado por todo el mundo.

En Pekín 2008 hay que destacar las exhibiciones de Usain bolt, sin dejar de lado las medallas de Samuel Sanche en ciclismo en ruta, la de Gema menguall y Andrea fuentes en Sincro o la de Leire olaberría en ciclismo en Pista. También destaco el quinto puesto de Ivan Raña, a quien creo que los JJOO le deben una medalla.

En Londres 2012 el mas grande recuerdo que tengo es la plata de Javi Gómez Noya, impresionante carrera que vivimos con el y los Brownlee… Otra vez las exhibiciones de Usain Bolt o el bronce del equipo español femenino de Balonmano.

 

Son simplemente unos recuerdos destacados de muchos…

En muchos deportes, los JJOO son lo máximo y conseguir un buen resultado es muy importante para poder seguir adelante. Son muchos los que lo arriesgan todo durante el ciclo olímpico de 4 años por conseguir un sueño, aunque no todos saborearan las mieles de la victoria.  Para mi, los que no consigan la victoria no son perdedores, son auténticos triunfadores igualmente, solo fracasa el que no lucha por sus sueños.

A disfrutar de los JJOO!!!

Anuncios

Triatlón Atlántico. Olímpico sin drafting.

La inscripción a este triatlón fue más un acto de fé que de racionalidad. Cuando formalicé mi inscripción allá por el mes de Febrero, recién incorporado a la actividad deportiva después de un pequeño accidente que me tuvo 2 meses sin hacer nada, apenas hacía 40 kms en bici a medias de 25 km/h y bajar de 5’ el km era tarea complicada.

Si me dejase guiar por la cabeza, no hubiese pensado por entonces hacer este triatlón. Pero me dejé guiar por lo que me apetecía hacer y en esto he ganado. Es mayor riesgo el no intentar hacer lo que te apetece, que el riesgo del camino en si… es lo que nos llevamos, estamos de paso.  En todo en la vida…

Centrándonos en materia, el domingo iba con mucha ilusión porque sabía que había entrenado bien, aunque si es cierto que llegaba un poco cansado, pero eso no influiría en nada el resultado final.

Con el recuerdo aún del día de perros que sufrimos en el triatlón de Porriño en cuanto a la natación se refiere, estos 1500 mts fueron un paseo,  aún para los malos nadadores como servidor. Con el mar como un plato y marea baja solo había que centrarse en buscar buena orientación y no llevarse muchas palizas… lo primero lo cumplí a la perfección, lo segundo ya tal.. lo de siempre jeje… Sin ser un gran resultado, contento con mis 26:56 en este sector..

Llegaba el sector donde normalmente disfruto más, la bicicleta. Para un excliclista mal nadador como yo, estos triatlones sin drafting son disfrute puro, porque es donde puedes hacer una buena remontada.  Así fue, buscando un buen acoplamiento y  cadencia para no pagar excesos en la carrera a pié fui haciendo camino. Mención especial para mi amigo Rubén, el 14 mejor parcial en este sector… está muy fuerte en la bici, mucho. Al final mi tiempo en estos 40 km.. 1:04:17 a 37,30km/h haciendo el 37 mejor parcial.

13335912_10206225406225186_4289457440046624367_n

foto: Jorge Valwindcycles.

 

Ahora ya solo quedaba la carrera a pié, 10 km.. o lo que es lo mismo: muerte y destrucción jeje… La sorpresa de la mañana… sin llegar a ser mi mejor sector, es donde más me divierto… empiezo tranquilo el primer km… y conforme avanzan los kms, veo como adelanto a gente o me acerco a aquellos que me habían quidado 6 min. O mas en la natación.. veo el ritmo y algún km hago por debajo de 4’ … No duele nada (ni siquiera la brecha que me había hecho en el pié) disfruto con el ambiente… Creo que los últimos dos kilómetros finales fueron los mejores vividos por mi en una carrera… Recordando todo el camino recorrido hasta este día, no disfruto de esta carrera en sí, disfruto recordando con todo aquello que me ha traido aquí…

IMG_0058

foto: juan Mariño

 

Al final el puesto 60, satisfecho, contento, no puedo pedir más.

clasificaciones

Y de todo esto, saco dos conclusiones:

  • Que definitivamente en Septiembre volveré al Cies si no pasa nada raro.
  • Que siempre hay que intentar aquello que te propongas, cualquier cosa.. Siempre.

 

Gracias a Jorge y a juan Mariño por las fotos.

 

Triatlón de Porriño, “Polo río abaixo vai….”

MAR_4816

Parece una broma, pero de broma tuvo poco el sector natación de este triatlón…. Con una corriente que nunca se dió en las tres ediciones anteriores de este triatlón popular, solo quedaba armarse de paciencia si no eres buen nadador y brazada a brazada ir consiguiendo el enorme reto que fue acabar este sector.

Nos las prometíamos muy felices cuando dejábamos el material en la T1 (primera transición) en el polideportivo de Porriño, bromas entre nosotros, ilusiones de principiantes como era la de mi amigo Luis.

Cuando llegamos a Tui, nos dimos cuenta que no sería fácil la tarea del sector de natación, aguas frías y lo que era peor, una gran corriente que hizo que el retorno se hiciese eterno… mucha gente no pudo acabar este sector y tuvo que ser retirada en las lanchas de la organización o salvamento… En mi caso, me armé de paciencia y conseguí llegar a la transición de la bici, eso si.. casi 10 minutos más que mi tiempo en este triatlón….

El sector bicicleta y carrera a pié, transcurrieron mucho mejor de lo que me esperaba, aunque para ser sinceros… siempre espera un poquito más uno… pero nada que reprochar, hay que saber de dónde se viene y yo vengo de un tiempo sin meterme en estos fregados… Contento es la palabra adecuada y me quedo con lo mejor, que no es más que disfrutar de estos momentos, con los compañeros haciendo lo que nos gusta.

Y ahora si, puedo decir: He vuelto!

27052537740_256d037979_h

Así pués, disfrutado ya este triatlón en casa,  nos ponemos en materia para este fin de semana acudir al Triatlón Atlántico en Baiona… un olímpico sin drafting, que me huele  que lo vamos a pasar bien…

Gracias a las fotos de Irene  por el Atletismo Porriño y a Germán Rodal por el Mar de Vigo. Gracias a la gente que desinteresadamente, va a las carreras a sacar fotos… y a los que se interesan, también!!

 

De vuelta.

Hace unos años, empezaba con este blog para contar mis diferentes globero/batallas deportivas y por diferentes motivos (que no vienen al caso) he ido dejándolo de lado.

Hace ya un tiempo que tengo el firme convencimiento de querer recuperarlo y hoy, hoy es el día.  Hoy es el triatlón de casa, el triatlón de Porriño.

No falté a la cita las dos primeras ediciones ni tampoco a la tercera, aunque solo fuese de espectador. En realidad, no es gran cosa pero competimos en casa (bueno, dejemos el Río Miño para Tui jeje) y eso lo hace especial. Aunque sea solo por la T3 y esas estrellas bien fresquitas.

Después de idas y venidas, este año he recuperado la regularidad que tuve y eso lo convierte en el primer gran objetivo logrado este año, todos los demás vienen a sumar y a sumar. Es curioso, porque ya a los 30 y diez disfruto más de las cosas que me aporta el deporte que cuando tenía 30 menos diez… Será por la madurez o será por ese afán de no querer soltar ese Peter Pan que llevamos dentro.. . seguro que campanilla nos cuida, como dice Dani Martín… quién sabe?

Será un gran día, no lo pongo en duda. Ansío repetir la foto que nos acompaña, tomada en el mismo triatlón en el 2014, llegar aquí y deciros: He vuelto!!!

_DSC3405

 

Mi cronica del I Triatlón Desafío Cíes

Texto publicado originalmente en septiembre del 2103, en el anterior blog.

 

Hecho, está hecho. He sido capaz de vencer al desafío Cíes el triatlón de media distancia, incluso bajar de 5 horas. Satisfecho por el logro que no es fácil, y por haber disfrutado.

Ahora toca hacer crónica pura y dura de cómo transcurrió la carrera, ahora sí. De cómo fue el acercamiento o lo que es después, ya haré resúmenes en posteriores crónicas.

Para mi la prueba arranca el sábado, cuando voy con mi amigo David a recoger el dorsal, con la intención de asistir al Briefing de la prueba. Cuando llegamos a los aparcamientos de la playa del Vao, el ambiente es sencillamente espectacular. Ambiente de cita grande, según nos acercamos vemos el parking donde estaba instalada la zona de transición, perfectamente alfombrado y preparado para albergar 500 bicis. Carpas de patrocinadores y una larga cola para recoger el dorsal a la que accedimos rápidamente para que no se nos alargase mucho más la espera. Saludos de rigor entre compañeros y conocidos y como la cosa se alargaba un poco y nos facilitaban un libro con todo muy bien detallado, decidimos irnos sin acabar el briefing, ya que las bicis habíamos decidido dejarlas el mismo día de la carrera.

Solo quedaba pasar la noche y empezar al lío. Cena de pasta como es debido, últimos detalles para no llevarse sorpresas con el material y pronto para cama. Pronto? Ni pronto ni tarde, aunque me acostaría a las 11 no dejaba de darle vueltas y vueltas, creo que debí dormir 2 horas en toda la noche siendo muy optimistas.

5 de la mañana, me levanto cuando suena el despertador aunque llevaba un buen rato haciendo cuentas de ovejas y animales diversos para entretener la mente. Desayuno más o menos lo mismo que a diario, café; tostadas; yogurt con miel; zumo. Me gusta desayunar con tranquilidad aunque deba levantarme media hora antes habitualmente, así que intento seguir el rito diario. Como tenía todo preparado, solo había que vestirse, poner las mochilas en el coche y a buscar a David quién ya me estaba esperando en su casa a las 6 como habíamos quedado.

Llegamos a la playa del Vao, muy temprano sobre las 6:30 y tras darnos una vuelta haciendo tiempo para la apertura de los boxes preparamos las bicis y el material para hacer el checking y dejarlo en la zona de transiciones. La bici bien colocada con las zapatillas puestas, las zapatillas de correr con los calcetines preparados para poner rápidamente, gorra; portadorsal; gafas, casco… todo en orden.

Pasa el tiempo y se acerca la hora de salida. Me da tiempo ha realizar un calentamiento de carrera antes de irnos a poner el neopreno. Nos dirigimos al guardarropa para dejar la mochila y ponernos el neopreno. Aquí perdería de vista a David hasta el final de la bici, algo culpa mía pero ya había avisado que necesito pasar mis nervios a mi ritmo. Me dirijo al agua y compruebo que tiene una temperatura perfecta, intento hacer algo de calentamiento antes de que se realice la salida, que se retrasaría unos 10 minutos del horario previsto para las 8.

Agua

Tras el bocinazo, nos lanzamos los casi 500 Trileros (expresión acuñada por nuestro compañero Victor en atletismo Porriño) a realizar el recorrido por la ría de Vigo de 1,900 metros. No me pareció una salida excesivamente violenta, aunque si que patadas y brazos es inevitable recibir o dar por la sencilla razón de coincidir un número tan grande de gente. Si que me pareció un poco caótico para la orientación el tema boyas. Con un largo de 900 mts de ida y otro de vuelta se hacía muy difícil hacer una buena orientación ya que tampoco había unas referencias muy cercanas en el horizonte para dejarse guiar. Para hacer de guía habían provisto al recorrido de tres boyas rojas pequeñas en el medio de cada largo, aquí surgiría uno de los primeros detalles ya que alguna gente de las barcas iban también de rojo y sobre todo al regreso hacía que los confundieses con las boyas. Mi natación creo que aún no siendo buena, esta fue pésima. Siempre con un ritmo plano, con la sensación de no poder forzar. A la salida del agua se confirmaba la mala natación: 41:25

Bici

Tras una buena transición, 1:35 (clavaría las dos iguales) empieza mi sector favorito. Monto fácil en la bici (cual ciclocrossman) calzando las zapatillas a la primera y venga a pasar gente, venga a pasar gente. El recorrido es relativamente fácil, con una ligera ascensión al principio que se hace muy cómoda ya que sopla el viento tímidamente a favor. Un punto de retorno y vuelta por el mismo sitio aunque se hacía un poco más dura por mas terreno ascendente y un poco de viento en contra. Drafting? Inevitable con carretera acotada a la mitad y con tanta gente. En cierto modo me dá igual que la gente vaya chupando rueda o no. Bajo mi punto de vista, salvo los que se juegan la victoria o puestos relativamente de honor, creo que se trata de una cuestión personal. Aunque de igual si que es un poco frustrante ver como ves en el retorno, gupos que podrías alcanzar y que no lo logras porque son más de 30 y no es que no haya drafting, es que es un pelotón. Aquí una puyita para los comisarios, a mi me llamaron la atención en una ocasión que fui adelantado y aún no me había dado tiempo a colocarme en otro lugar. A partir de la 3ª vuelta marcharíamos unos 4 o 5 alternando adelante atrás, pero siendo conscientes (por lo menos yo) de no hacer drafting, y a algunos nos llamaron la atención: Entiendo que para los comisarios es más fácil advertir a 5 o 6 que advertir o cargarse un pelotón de 30 unidades, daría mala imagen para un triatlón popular. Al margen de eso, disfruté mucho en el sector bici, tiempo neto: 2:23:20 a una media de 36,7 Km/h.

Carrera

Después de clavar el tiempo de la T1, salgo a lo que en parte sería mi pequeña decepción, la carrera a pié. Tenía esperanzas en hacerla más o menos bien aunque reconozco que llegué sin muchos kilómetros en los últimos meses dedicados a la carrera a pie. La primera vuelta sentía como dos martillos en mis cuádriceps martillando a la par que daba un paso, empieza la carrera psicológica. Paciencia y paciencia, ver lo que has hecho y que nada te podrá parar…Quiero apretar pero las piernas dicen que no, que donde voy con la que me está cayendo, jeej. Me pasa mi compañero Kike Morán como un rayo en su 2ª vuelta (acabaría 9º en la general) dándome ánimos y consejo, que tío más grande! Veo a David, en un momento pienso que puedo alcanzarlo pero debo estabilizar mis cuádriceps. Segunda vuelta y empiezo a olvidarme de los cuádriceps (aunque parece que duele todo)y a marcar un ritmo que me permita llegar al final, mientras en la mitad de esta me pasa mi compañero Pablo Regueira (auténtica revelación del club mejorando mucho en bici y carrera, bravo!) No puedo seguirlo si quiero sobrevivir al final. Pasada la mitad de la tercera vuelta alcanzo a David, que se había parado a estirar, ya que iba tocado y en breve empezaría el calvario de la cuarta vuelta. Pasado el primer avituallamiento que estaba de salida, primer toque del Aquiles derecho, aunque pasaría ya se encargaría de recordarme donde está cada minuto, sigo puedo seguir. Al pasar el segundo avituallamiento, se une el Aquiles izquierdo a la fiesta WTF!! Joder! Ahora no! Solo me quedaban dos kilómetros, si paro igual no puedo seguir. Empiezo a mover los dedos de los piés arriba / abajo y compruebo que si los mantengo para arriba se relaja el Aquiles y me permite correr con más o menos dignidad, hasta llegar a la rotonda final, donde esperaba mi familia y ya solo quedaba encarar los últimos 200 mts a meta. La disfruto, saludo cual ganadora la afición (un punto de friki no nos vamos a engañar), alzo los brazos… ¡He ganado mi reto! ¡Lo he ganado!

Esto es lo que da de sí 4:42:15

A punto!

*texto publicado originalmente el 14 de septiembre de 2013 en el anterior blog:

 

A punto. Y si no, ya no hay vuelta atrás. Mañana es el gran día esperado y por el que he intentado prepararme, aunque creo que sinceramente el reto ya lo he superado pase lo que pase mañana.

Si lo vemos desde una perspectiva olímpica, prepararse para un reto como el de mañana es en realidad el verdadero reto. Sobrevivir a un ciclo olímpico, pasar dificultades y diferentes pruebas clasificatorias para un deportista (sobre todo en España) es un verdadero reto. En mi caso estoy convencido, que ya lo he pasado. Entrenar a contracorriente, buscando horas donde parecía que el reloj estaba acostado o simplemente tomandose una caña. Aprender a flotar y poder realizar algo más que 100 mts seguidos en el agua…Nos reímos ahora, pero hace un año no tanto, jeje. Pase lo que pase, ya lo he superado.

Ahora que quedan 24 h, es momento de preparativos y de hacer balance. De agradecer al gran grupo que formamos Atletismo Porriño tantos momentos, a Dani Mouriño por entrenarnos a veces más la mente que lo físico. De agradecer los ánimos de los amigos, y de llevar presente a mi familia.

Este ha sido mi reto, y os animo a que os busquéis el vuestro. Si #yo puedo ¿por qué no vosotros?

Un mes exacto para el reto

*publicado originalmente el 15/08/2013 en el anterior blog.

Un mes exacto para el Desafío Cíes, no hay vuelta atrás. Hoy puedo decir que confío más que nunca en poder realizarlo, poco a poco voy perdiendo mis miedos.
Cuando me planteé realizar este triatlón de Media Distancia, sabía que tanto el recorrido en bici como la media maratón (sin perderle el respeto) podría estar al alcance, pero en el agua como nos pasará a muchos es donde tenía mis dudas.
Casi con una progresión autodidacta, por eso de no poder compatibilizar mis horarios con los compañeros, hace diez meses me resultaba muy complicado realizar más de cuatro largos seguidos en piscina corta. Si bien soy muy consciente que me queda muchísimo por mejorar, a día de hoy creo que podré pasar el sector agua del reto con más o menos solvencia para lo que espero. Intento aprovechar cada sesión que puedo coincidir con Dani, nuestro entrenador en Atletismo Porriño, aunque no sean tantas como me gustaría. Llevo cuatro triatlones realizados de distancia Sprint y dos travesías a nado con distancias mas largas que 1.500 mts,la última ayer en Moaña.
Con las sensaciones de agobio que traía de la anterior travesía de 1.690 mts en Bueu, afrontaba los 2.000 de Moaña, con la clara intención de hacerme con la distancia, sin agobios sin prisas y con un poco más de técnica aprendida (no quiere decir que se ponga siempre en práctica). Con mas calma interior el resultado fue mejor de lo que esperaba, mejoré en unos segundos el 100, y por supuesto el crono final esperado. Pero lo mejor es la sensación de haber disfrutado mucho más que hace un mes, incluso con el tiempo a mayores realizado por el lógico incremento de distancia me ha parecido corta.
Un mes, solo un mes exacto. #yopuedo